PREMIOS PRIMAVERA 2022

Elon Musk no deja de causar revuelos tras la compra de Twitter, esta vez fue noticia al burlarse de unas camisetas con el lema progresista «Stay Woke«, adoptada por la red social a finales del 2010 frentes a situaciones de desigualdad y discriminación

Musk publicó un video el martes por la noche en el que sostenía una camiseta de una pila que encontró guardadas en un armario de la empresa, el cual superó los 10 millones de vistas en solo unas horas y actualmente suma más de 15 millones. 

“Encontrado en un armario en Twitter HQ fr”, escribió el hombre más rico del mundo para acompañar el audiovisual, agregando dos emojis de risa al mensaje, en donde «fr» es la abreviatura en inglés para «de verdad».

En el video, de apenas 12 segundos, una segunda persona acompaña a Musk a mostrar el montón de camisetas, una de las cuales el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, usó en 2016.

“Aquí estamos, en lo del merchandising, y hay un armario entero lleno de camisetas que despertaron con hashtag”, dice Musk con la risa de su compañero de fondo, quien califica el armario como «secreto».

La publicación del nuevo dueño de Twitter obtuvo miles de «me gusta», pero también generó una avalancha de ira.

“Te debe encantar perder posibles clientes de Tesla. Estoy despierto”, dijo una de los seguidores afectados por la publicación de Musk, al tiempo en el que alardeaba de tener “dinero más que suficiente para comprar un sistema eléctrico para el hogar o el automóvil de Tesla”.

“Pero no lo haré porque no enviaré mi $$ ganado con tanto esfuerzo a una empresa dirigida por un tipo que menosprecia a las personas que se preocupan por otras personas”, sentenció el usuario. 

Una exempleada de Twitter también respondió a la publicación: «Por favor, envíemelos», dijo Sioban Massiah, quien se desempeñó como productor asociado de programación de eventos en vivo para Twitter. 

“Trabajamos duro en esa mercancía y prefiero distribuirla yo misma que saber que está en un bote de basura”, compartió la exempleada. 

Musk no se quedó solo con la burla, y compartió un tuit, que más tarde eliminó, en el que decía que las camisetas de las que se reía «provienen de las protestas de Ferguson» por el tiroteo de la policía de Missouri en 2014 contra Michael Brown, de 18 años. 

“El Departamento de Justicia de Obama probó esto y exoneró al policía”,  haciendo referencia al oficial Darren Wilson, quien presentó su renuncia pero nunca fue acusado.

“’Manos arriba, no disparen’ fue inventado”, agregó Musk sobre el lema que adoptaron los manifestantes alegando que Brown tenía las manos en alto en muestra de rendición al momento de ser alcanzado por el disparo mortal. 

“Todo fue una ficción ”, remató Musk, que luego borró el tuit y en su lugar publicó una copia del informe federal donde se señala que no no había «evidencia confiable» de que el joven hubiera levantado las manos.

Sin embargo, el Departamento de Justicia acusó a los policías de Ferguson de discriminación racial y perfilamiento en un informe condenatorio que provocó la renuncia del administrador de la ciudad, del jefe de policía y del juez municipal, mientras que la de Brown también resolvió una demanda por homicidio culposo con la ciudad.

Te puede interesar

Musk vuelve a posponer la verificación de pago en Twitter, esta vez sin fecha

La burla y señalamientos de «ficción» a la cultura del Twitter antes de su llegada son los acontecimientos más recientes de una serie de desaciertos de Musk, como la aplicación de un sistema de pago mensual de ocho dólares para marcar las cuentas como verificadas sin agotar un proceso más profundo, cuyas críticas han llevado a que sea pospuesto dos veces, la más reciente sin una fecha definida. 

También se suma la restauración de la cuenta del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, la cual fue suspendida de manera «vitalicia» en enero de 2021 tras el asalto al Capitolio por los seguidores del republicano para evitar que se certificaran los resultados de las presidenciales que dieron a Biden como ganador de la contienda electoral. 

Sin mencionar el éxodo masivo de empleados tras el ultimátum de Elon Musk, en el cual daba dos opciones: trabajar arduamente»o renunciar con una indemnización. 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.
Generated by Feedzy