PREMIOS PRIMAVERA 2022

La Corte Suprema de Georgia reimpuso el miércoles la norma estatal que prohíbe el aborto después de aproximadamente la sexta semana de embarazo.

En un fallo lacónico, la corte dejó en suspenso la decisión de un tribunal inferior que derogó la prohibición mientras estudia una apelación. Los proveedores de aborto que habían reanudado la práctica del aborto después de la sexta semana deberán desistir nuevamente.

Siete de los nueve jueces del tribunal votaron a favor del fallo, uno fue descalificado y otro no participó, según el fallo.

El juez de la corte superior del condado de Fulton, Robert McBurney, sentenció el 15 de noviembre que la prohibición estatal del aborto era inválida porque cuando la sancionó en 2019, el precedente de la Corte Suprema bajo Roe vs. Wade permitía el aborto pasadas las seis semanas.

Ante esa decisión, los proveedores de aborto reanudaron la práctica, pero con cautela, temiendo la decisión de la corte suprema estatal.

Georgia impuso la prohibición en julio, después que la Corte Suprema derogó Roe vs. Wade. Su ley prohíbe la mayoría de los abortos apenas haya un “latido de corazón detectable”.

El ultrasonido permite detectar la actividad cardíaca a partir de la sexta semana de embarazo en las células de un embrión que eventualmente constituirán el corazón. Esto significa que la mayoría de los abortos están prohibidos antes de que muchas mujeres sepan siquiera que están embarazadas.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.