PREMIOS PRIMAVERA 2022

Varios niños, incluidos dos bebés, formaban parte de la embarcación de migrantes que fue interceptada frente a los Cayos de Florida este lunes. Aunque la nacionalidad no fue confirmada por la Guardia Costera, una fuente indicó a El Nuevo Herald que los ocupantes eran de Haití, siendo la primera en meses que trata de llegar a Estados Unidos.

El diario compartió la foto de un miembro de la Guardia Costera que sostiene en sus brazos a dos bebés tras iniciar la labor de rescate de la embarcación con decenas de migrantes, mientras luchaba con olas de 6 a 10 pies y vientos de 25 millas por horas. 

El bote fue detenido a unas 20 millas náuticas de Rodríguez Key, una pequeña isla frente a Key Largo, según fuentes policiales citadas por el medio estadounidense. 

Los rescatistas lograron poner a salvo a unas 22 personas, inicialmente, pero luego se percataron que el grupo de migrantes haitianos era mucho mayor, por lo que las labores se extendieron hasta la tarde del lunes.

Las 22 personas rescatadas fueron «una parte muy pequeña de la operación de rescate», dijo la portavoz de la Guardia Costera, la suboficial Nicolle Groll, según el diario. 

De acuerdo con las informaciones de la Guardia Costera publicadas en Twitter, la tripulación rescató a «más de 100 personas antes de que la embarcación (insegura y sobrecargada) chocara contra un banco de arena frente a Whale Harbor». 

La portavoz indicó que el mar embravecido y los fuertes vientos dificultaron las labores de rescate. Las fotos compartidas por la entidad muestran varios niños pequeños recogidos de la embarcación migrante y luego siendo cuidados y alimentados por miembros de la tripulación.

La Guardia Costera se negó a confirmar la nacionalidad de los migrantes, señaló el medio, al tiempo que indicó que fuentes policiales confirmaron que las personas a bordo de la embarcación provenían de Haití, lo que convierte a este barco en el primero en salir desde el país en meses tras la escasez de combustible por el bloqueo de la principal terminal petrolera haitiana por parte de las pandillas criminales.

Varios funcionarios de la administración de Joe Biden habían externado su preocupación de que una vez comenzara a fluir el combustible, Estados Unidos viera una migración masiva desde Haití, debido a la crisis humanitaria, económica, política y de seguridad que vive el país caribeño, todo esto sumado al brote de cólera que ha cobrado la vida de más de un centenar de personas. 

Ante esta posibilidad las autoridades estadounidenses buscan opciones para redirigir a los migrantes haitianos, ya sea a un tercer país o la de expandir un centro de migrantes en la bahía de Guantánamo, según informó NBC News. 

Mientras El Nuevo Herald señala que la base naval en la bahía de Guantánamo ha sido utilizada por varios los gobiernos anteriores para albergar a los haitianos, acción que ha sido largamente criticada por defensores de los inmigrantes y los haitianos.

«El gobierno de los EEUU siempre hace planes de contingencia por precaución y para una amplia gama de posibles escenarios», dijo un portavoz del Consejo de la Seguridad Nacional al medio tras ser cuestionado por la posibilidad de que la Casa Blanca utilice la bahía de Guantánamo para procesar a los haitianos, posición que no ha cambiado desde inicios de noviembre, según confirmaron dos funcionarios estadounidenses. 

Por lo general, los migrantes interceptados en el mar con intenciones de llegar a territorio estadounidense son repatriados a su país de origen, pero en caso de expresar temor ante la perspectiva de ser devueltos, pueden ser llevados a Guantánamo, donde los agentes del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS por sus siglas en inglés) realizan entrevistas de «temor fundado», trabajan en su caso e identifican los próximos pasos, explicó un funcionario de EEUU al ser cuestionado sobre el proceso. 

 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.