PREMIOS PRIMAVERA 2022

Las autoridades en Nueva York han comenzado a actuar en contra de establecimientos que están vendiendo marihuana y productos derivados de la planta pese a que todavía el estado no ha puesto en marcha la ley de marzo de 2021 que autoriza el uso del cannabis con fines recreativos.

Hasta el momento, la Oficina de Gestión del Cannabis ha comenzado una campaña educativa y está aceptando solicitudes para establecer negocios de los afectados por las leyes que penalizaron la posesión de esta yerba y de sus familias y aún no ha abierto el proceso para otros interesados en ser parte de esta industria.

Sin embargo, han surgido negocios que han comenzado la venta ilegal en la ciudad y a través del estado. También han surgido vendedores ambulantes.

La Oficina del Sheriff de la ciudad, la Policía, la Oficina del Cannabis y el Departamento de Protección al Consumidor y al Trabajador ya han realizado redadas, la primera en un negocio del condado de Brooklyn, donde arrestaron a dos personas y confiscaron bolsas de plástico y frascos con marihuana, así como productos de vapeo y comestibles, señala este viernes la página de información financiera marketwatch.com.

Ha trascendido a los medios de otra redada en un negocio de Manhattan. De acuerdo con Damián Fagon, de la Oficina de Gestión del Cannabis, a los negocios que incurran en esta violación no podrán obtener una licencia.

Te puede interesar

La marihuana puede dañar los pulmones más que el tabaco, según estudio

Cinco estados de EE.UU. deciden si legalizan el uso recreativo de marihuana

“Será una industria multimillonaria de la que no formarán parte debido a los errores que están cometiendo en este momento”, dijo Fagon.  De los vendedores ambulantes las autoridades no han hecho señalamiento.

Desde que se firmó la ley, Nueva York ha estado trabajando en las regulaciones en torno a la venta de la marihuana recreativa, cuya compra, uso o posesión está restringida a mayores de 21 años, permite la posesión de hasta 3 onzas (85 gramos) de la yerba dentro o fuera de los hogares para consumo personal y podrán comprar y cultivar hasta seis plantas: tres que hayan madurado y otras tres en crecimiento.

Se estima que esta nueva industria puede generar unos 350 millones de dólares al año y que parte de ese dinero se use para ayudar a comunidades marginadas que resultaron más afectadas por la aplicación de las leyes contra la marihuana.

La Administración de la gobernadora Kathy Hochul había previsto que para fines de año estaría entrando en vigor el estatuto pero aún no ha concluido el proceso de los permisos.

En Nueva York ya está permitido el uso medicinal de la marihuana desde el 2014.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.