PREMIOS PRIMAVERA 2022

Un bebé de dos años murió por hambre luego de que su padre falleciera producto de una enfermedad cardiovascular, dijo esta semana un médico forense de Nueva York. David Conde Sr, de 59 años, y el pequeño David Conde Jr fueron encontrados sin vida en un apartamento de la ciudad a inicios de este año, pero las autoridades no habían dado con las causas de sus muertes.

La oficina del Sherrif de Ontario informó que el padre murió víctima de una enfermedad cardiovascular y su hijo murió por inanición días después. Los cuerpos fueron encontrados en el Serenity Manor Apartments en Hamilton Street, en Geneva, el 15 de febrero de 2022, según señaló Univision. 

Los investigadores indicaron que no se tenía ninguna causa obvia de la muerte de ambos ni habían encontrado signos de violencia en las víctimas, hasta el pasado lunes cuando las autoridades determinaron lo que provocó ambos decesos. 

“Se cree que el Sr. Conde falleció primero y el niño no pudo obtener ningún alimento después de la muerte de su padre”, dijo en un comunicado la Oficina del Sheriff del Condado de Ontario, citado por el medio. 

Te puede interesar

Detienen al autor del tiroteo que dejó tres muertos en la Universidad de Virginia

Padre e hijo fueron reportados como desaparecidos por familiares que no habían tenido noticias de ellos por semanas, lo que desencadenó una búsqueda que inició en la vivienda del padre, la que estaba cerrada con llave por lo que los agentes tuvieron que entrar a la fuerza, encontrando los cadáveres de padre e hijo en una habitación. 

Las autoridades descartaron el monóxido de carbono como causa de la muerte, pero entre las hipótesis siempre estuvo presente la muerte por hambre.

De acuerdo con el teniente alguacil del condado de Ontario, David Cirencione, el apartamento donde el hombre residía con su hijo, del que tenía la custodia tras el alejamiento de la madre, estaba limpio y bien cuidado; había comida y ropa para el infante, sin embargo, hacía frío y la calefacción estaba apagada, señaló Circencione en ese momento. 

Los dos fueron encontrados en el dormitorio, el hombre en la cama y el niño cerca de esta, según Cirencione.

“Fue una escena muy difícil para nosotros trabajar, para todos los socorristas que tuvieron que entrar allí. Esto no es algo que vemos todos los días. No es agradable. Fue una escena muy perturbadora”, dijo en ese momento Cirencione.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.