PREMIOS PRIMAVERA 2022

El sobrino de Andy Warhol, depositario del legado de uno de los máximos exponentes mundiales del arte pop y moderno, vende el martes en Nueva York dos obras realizadas en su juventud que nunca habían estado en el mercado.

El autorretrato de 1948 «Nosepicker 1: Why Pick on Me» y «Living Room» del mismo año, mucho menos conocidas que sus famosas «Campbell’s Soup» o «Shot Sage Blue Marilyn» -vendida en mayo por 195 millones de dólares-, se subastan este martes en la casa neoyorquina Phillips.

«Nosepicker 1» tiene un precio de salida de entre 300,000 y medio millón de dólares y «Living Room» entre 250,000 y 450,000 dólares.

«Las dos obras están en la familia desde hace 70 años y las hemos disfrutado mucho», cuenta James Warhola, sobrino del autor, quien ha conservado la «a» del nombre de la familia que emigró de Europa del Este a Estados Unidos a principios del siglo pasado.

«Hay siete herederos, mis padres han fallecido. Desgraciadamente, es momento de vender y distribuir lo que recaudemos» con la venta de estas obras expresionistas, «totalmente únicas» del artista, dice su sobrino a la AFP.

Te puede interesar

Activistas medioambientales australianos se pegaron a obra de Warhol

James Warhola, hijo del hermano mayor de Andy Warhol (1928-1987), es un artista e ilustrador estadounidense, de 67 años.

El autorretrato de juventud de Warhol que se mete un dedo en la nariz -tenía 20 años en 1948- y la pintura de su salón en Pittsburgh (Pensilvania) se han expuesto varias veces en el mundo, pero estuvieron a punto de desaparecer.

Según Phillips, a fines de los años 1970 a la familia Warhol le robaron su auto con las dos obras dentro.

«Felizmente, para la familia y los apasionados del arte, el vehículo apareció con las dos obras intactas», explica la casa de remates.

No se espera que estas obras de la primera época del artista alcancen el récord pagado por el retrato de Marilyn Monroe, «Shot Sage Blue Marilyn» (1964), el pasado 9 de mayo en una subasta.

«Ni yo ni mis seis hermanos pensábamos que esta obra tuviera tanto valor. Creo que mi tío Andy estaría muy contento», reflexiona Warhola.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.