PREMIOS PRIMAVERA 2022

Línea de ayuda: El departamento de Salud Mental del Ministerio de Salud Pública de República Dominicana posee la línea de información sobre la depresión en el 809-544-4223

Leydy Paola Martínez Villalobos, de 32 años, es el nombre de la inmigrante que se suicidó mientras esperaba la respuesta a una solicitud de asilo en un refugio de Nueva York y cuyo cuerpo aún permanece en Estados Unidos a la espera de ser repatriado a Colombia, su país de origen. 

La inmigrante, que recién llegaba a Nueva York con sus dos hijos de 15 y 7 años, se quitó la vida el pasado domingo mientras se encontraba en el albergue Hollis Family Shelter, en Jamaica Avenue, en Queens y desde entonces su esposo, John Bernal, ha hecho lo posible por reunirse con los niños y repatriar el cuerpo a Colombia.

Sin embargo, a casi una semana del fallecimiento de Martínez Villalobos, su esposo desconoce la forma de trasladar los restos de la mujer, señalan medios estadounidenses. 

Esto debido a que el Consulado de Colombia en Nueva York informó que no podía hacerse cargo del pago de la repatriación del cadáver, en cambio, ofrecieron cremarlo y enviarles las cenizas, opción que fue rechazada por los familiares.

Mientras, la familia hace lo posible por trasladar a Martínez Villalobos a su natal Colombia, sus hijos se hospedan con unos familiares en Nueva York, señala Univisión. 

«Tengo una prima tercera de mi esposita (en Nueva York) y ellos ahorita están bien con ellos», informó el padre de los pequeños. 

Según un medio colombiano, una trabajadora acudió a la casa de la prima de la fallecida y dijo que los niños debían ser entregados en adopción, a lo que el niño mayor amenazó con tomar la misma decisión de su madre si lo sacaban de aquel lugar.

Ante la falta de autoridades que se hagan cargo de los gastos de repatriación de Leydy, el congresista dominicano Adriano Espaillat indicó que se encuentra trabajando con el alcalde de Nueva York, Eric Adams, y el consulado de Colombia para apoyar a la familia.

Nueva York ha recibido miles de personas desde mayo enviadas por el gobernador republicano de Texas, Gregg Abbott, lo que ha provocado una crisis en el sistema de albergues de la ciudad que no estaba preparada para el número tan grande de personas y según el alcalde, está cerca de colapsar.

«Los miles de solicitantes de asilo que hemos visto llegar a nuestra ciudad vinieron a este país en busca de una vida mejor. Lamentablemente, ayer, una solicitante de asilo en una de nuestras instalaciones se quitó la vida», dijo Adams al comunicar el incidente. 

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.
Generated by Feedzy