PREMIOS PRIMAVERA 2022

Funcionarios de San Diego parecían a punto el martes de aprobar una indemnización de 600,000 dólares a una mujer que resultó gravemente herida cuando un perro policía la atacó en su jardín luego de escapar de la casa vecina de su entrenador.

Jenna Cole demandó a la ciudad por negligencia en el entrenamiento, vigilancia y enjaulado del canino, cuyo ataque calificó de “salvaje” y “sin provocación”. La demanda sostuvo también que esos animales se deben conservar en lugares seguros, no en barrios residenciales.

Funcionarios municipales dijeron que el ataque sucedido en enero de 2021 fue “involuntario” y que el perro escapó del jardín de su entrenador por un portón con la cerradura rota cuando el agente limpiaba la perrera.

El perro trató de atacar a la hija de cinco años de Cole, pero la niña fue protegida por la red de un trampolín, según documentos judiciales obtenidos por el diario San Diego Union-Tribune.

El perro atacó entonces a la madre bajo el trampolín, “mordiendo ferozmente su tobillo hasta llegar al hueso y el tendón, provocando dolor grave, hemorragia, lesión permanente y daño”, según la demanda.

El concejo municipal aprobó el acuerdo de manera preliminar el mes pasado y se esperaba la aprobación definitiva en las próximas horas. Cubre la disminución de la capacidad laboral y los gastos médicos de Jenna Cole y tratamiento por salud mental para ella y su hija.

Bubo, un perro de la comisaría de San Diego, también está en el centro de un caso de violación de los derechos civiles por presunto uso de fuerza excesiva contra un hombre en Fallbrook, informó el Union-Tribune.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.
Generated by Feedzy