PREMIOS PRIMAVERA 2022

La ciudad de Nueva York retirará el 1 de noviembre la orden de que todos los empleados de empresas privadas estén vacunados contra el COVID-19, pero los empleados municipales seguirán bajo la obligación de inocularse, anunció el martes el alcalde Eric Adams, en la señal más reciente del gradual retorno a la normalidad en la ciudad.

Adams anunció la medida en una conferencia de prensa en la alcaldía, donde recibió su vacuna de refuerzo actualizada y llamó a la ciudadanía a seguir su ejemplo.

“Con mucho entusiasmo me doblo la manga y me vacuno y animo a todos los neoyorquinos a hacer lo mismo”, declaró el alcalde.

La ciudad prohibió en diciembre de 2021 a casi todos los empleadores privados permitir que sus empleados no vacunados vayan a trabajar.

La mayoría de los teatros de Broadway han dejado de exigir prueba de vacunación y la gobernadora del estado de Nueva York, Kathy Hochul, anunció días atrás que ya no es obligatorio ponerse la mascarilla en el transporte público, incluyendo el metro y sus estaciones.

Sin embargo, sigue siendo obligatorio ponerse la vacuna para empleados municipales, como policías, bomberos y maestros.

A la pregunta sobre la discrepancia en las condiciones para empleados públicos y privados, el comisionado de salud de la ciudad, doctor Ashwin Vasan, dijo: “estamos evaluando todas nuestras políticas y buscando la mejor manera para regresar a la normalidad”.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.
Generated by Feedzy