PREMIOS PRIMAVERA 2022

El presidente chipriota se congratuló el sábado de la decisión «histórica» de Estados Unidos de levantar totalmente el embargo de armas que pesaba desde hace décadas sobre la dividida isla mediterránea, a condición que Nicosia siga impidiendo la entrada de buques de guerra rusos en sus puertos.

Washington había impuesto un embargo de armas a Chipre en 1987 para fomentar la reunificación de la isla, dividida desde que el ejército turco invadió el norte en 1974 en respuesta a un golpe de Estado de los nacionalistas grecochipriotas que querían que fuera parte de Grecia.

Con el embargo, Estados Unidos esperaba evitar una carrera armamentística y fomentar un acuerdo pacífico entre la mayoría griega y la minoría turca.

Pero la situación ha cambiado y el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, levantó el viernes las restricciones comerciales en materia de defensa impuestas a Chipre, miembro de la Unión Europea, anunció el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price.

«Se trata de una decisión histórica, que refleja la creciente relación estratégica entre los dos países, incluso en el ámbito de la seguridad», dijo el sábado el presidente chipriota Nicos Anastasiades en Twitter.

Algunos analistas afirman que el embargo estadounidense fue contraproducente, ya que obligó a Chipre a buscar otros socios.

Turquía, miembro de la OTAN y que mantiene tropas en el norte de la isla controlada por la autoproclamada República Turca de Chipre del Norte (RTCN, solo reconocida por Ankara), «condenó con firmeza» este sábado la decisión de Washington.

«Esta decisión afectará de manera negativa los esfuerzos para la resolución de la cuestión chipriota y provocará una carrera armamentística en la isla», afirmó el ministerio turco de Relaciones Exteriores en un comunicado.

«Con el levantamiento del embargo, los grecochipriotas van a procurarse armas de ataque. Esto supera el marco de la defensa (…) y aumentará las tensiones», reaccionó de su lado el presidente de la RTCN, Ersin Tatar, el sábado en el canal turco TRT Haber.

Funcionarios estadounidenses habían expresado su preocupación de que el embargo acercara Chipre a Rusia, ya que Nicosia había firmado un acuerdo con Moscú en 2015 que permitía a la marina rusa acceder a sus puertos.

En diciembre de 2019, el Congreso estadounidense había votado el levantamiento del embargo de armas para permitir la exportación de equipos militares «no letales».

Con el levantamiento total del embargo, Chipre debe «seguir cooperando» con Washington, lo que incluye «seguir tomando las medidas necesarias para negar a los buques militares rusos el acceso a los puertos para repostar y realizar tareas de mantenimiento», añadió Price.

La UE cerró los puertos europeos a los barcos rusos como parte de las sanciones contra Moscú por su invasión de Ucrania.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.
Generated by Feedzy