PREMIOS PRIMAVERA 2022

Un enorme incendio forestal se propagaba rápidamente el lunes en el estado de Oregón, y partes del oeste de Estados Unidos seguían devastadas por las llamas, que obligaron a la evacuación de miles de residentes, informaron autoridades locales.

Casi 35,000 hectáreas han sido destruidas por este incendio, denominado «Cedar Creek Fire», que se ha cuadriplicado en tamaño en cuatro días y se extiende por dos condados en el centro de Oregón, al este de la ciudad de Eugene, según el Grupo Nacional de Coordinación de Incendios Forestales (NWCG).

Más de 2,000 viviendas y 400 edificios comerciales están amenazados por el fuego y desde hace unos días, las autoridades activaron el tercer nivel de su plan de evacuación en algunas zonas, lo que significa que el peligro es inminente y deben partir inmediatamente.

Centenas de residentes han recibido la orden de evacuar y las autoridades advirtieron a miles de otros que deben prepararse para seguirlos si es necesario.

El denso humo envolvió el área, lo que perjudicó la calidad del aire, según la NWCG.

«Salir de acá lo más rápido posible era todo lo que tenía en mente», declaró Herman Schimmel, un residente que se mudó hace poco a la zona, al periódico The Oregonian.

El «Cedar Creek Fire» ha avanzado recientemente debido a las condiciones  meteorológicas de la semana pasada que combinaron vientos del este, altas temperaturas y sequía. Pero el tiempo mejoró el lunes al finalizar la jornada, facilitando el trabajo de los alrededor de 1,200 bomberos movilizados. 

El domingo, los bomberos acentuaron la construcción de barreras contra las llamas a lo largo de las carreteras existentes. Indicaron que eso podría tomar alrededor de una semana.

Otro incendio, el «Double Creek fire», ha asolado el noroeste de Oregón desde el 30 de agosto y ha destruido más de 62,000 hectáreas de bosque.

El oeste americano está sufriendo las consecuencias de más de dos décadas de devastadora sequía, exacerbada por el cambio climático.

Actualmente, más de 90 incendios están activos en ocho estados del oeste de Estados Unidos, sofocando a los residentes de las principales ciudades, como Seattle, Washington. 

Los bomberos combaten en particular el «Fairview Fire», en las afueras de Los Ángeles, donde el lunes se lograron importantes avances, y el «Mosquito Fire» en los alrededores de Sacramento.

No responses yet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Latest Comments

No hay comentarios que mostrar.
Generated by Feedzy