“El levantamiento popular de 2021 no ha terminado»

junio 1, 2022 0 Por admin

Foro de La Palabra en la Universidad del Valle.

Se cumplió en la Universidad del Valle el foro sobre el levantamiento popular de 2021, con la participación de un nutrido grupo de académicos, lo mismo que de otros panelistas, como el periodista y representante electo del Valle del Cauca por el Pacto Histórico José Alberto Tejada.

El encuentro, organizado por el periódico La Palabra y presentado por Darío Henao, decano de Humanidades, se denominó “El estallido social en Cali 2021. Balance y perspectivas”.

En su intervención, el filósofo Delfín Grueso se preguntó: ¿qué desnudó el paro y qué lo potenció?, y sostuvo que el levantamiento popular desnudó a un régimen uribista “indolente y ensimismado”.

José Alberto Tejada expresó que el levantamiento dejó en claro que “la muchachada siente que no tiene país” y que ello implica un gran reto para el próximo gobierno, pues la juventud sigue alerta y sin soluciones.

La docente María Eugenia Ibarra manifestó que en el paro participaron sectores sociales diversos, no solo la juventud, e indicó que muchos de esos sectores han pasado a entender la necesidad de un cambio en la sociedad.

El sociólogo Alberto Valencia planteó que este es un acontecimiento inédito “que no ha terminado”, y agregó que para analizarlo vale la pena “mirar la Revolución Francesa, la Comuna de París y el Mayo del 68”.

Luis Miguel Caviedes, sacerdote de la Iglesia Metodista Colombiana, sostuvo que nadie se imaginaba que el paro fuese a durar 65 días, al tiempo que recordó que la protesta fue reflejo de la crisis de hambre que vive el país. “No olvidemos que el punto central de la resistencia fue la falta de comida”, advirtió.

Carlos Duque, filósofo, dijo que el movimiento social de 2021 puso en evidencia una universidad desconectada de los sectores sociales y eso condujo a la consiguiente “deselitización de la academia”, con el programa Universidad pal’ Barrio.

“UN LEVANTAMIENTO DE LA ‘POBRECÍA’”

Luis Carlos Castillo, sociólogo y secretario general de la Universidad del Valle, enfatizó que prefiere hablar de levantamiento popular, no de estallido social, para conceptuar luego que en este levantamiento confluyeron factores coyunturales y estructurales.

“Fue un acontecimiento único, singular e irrepetible, de clase; fue un levantamiento de la ‘pobrecía’”, detalló. Hubo un conflicto de clases, indígena, juvenil, de afrodescendientes, subrayó.

Según Castillo, aunque muchos jóvenes que estuvieron en la protesta no creían en los líderes políticos, una parte importante del éxito del Pacto Histórico en el Valle del Cauca se debió a la participación de los jóvenes de las barriadas en los comicios, pues tuvieron una transformación en sus posiciones.

“LAS MUJERES NO SE QUEDARON CALLADAS”

Al término de la mesa redonda, los panelistas respondieron algunas preguntas formuladas por los asistentes.

José Alberto Tejada aseveró que “solo una mano siniestra” impediría el triunfo de Gustavo Petro, triunfo que están esperando los jóvenes.

Delfín Grueso se mostró escéptico frente al futuro, mientras que María Eugenia Ibarra destacó la experiencia de lucha desarrollada por las mujeres en el Paro Nacional. “Ellas se tomaron las vocerías, no se quedaron calladas frente a las agresiones”, rememoró.

Luis Miguel Caviedes contó su experiencia en la defensa de los derechos humanos durante las duras jornadas de protesta, y recalcó que en la actualidad continúan las amenazas, no solo contra los jóvenes que participaron en el levantamiento, sino contra las madres y demás familiares.

Alberto Valencia cuestionó la actitud de los empresarios de la región frente a los reclamos de la población. “La torpeza de la clase dirigente es infinita”, puntualizó.

Carlos Duque concluyó que se debe avanzar “en la descolonización de la universidad, pues sigue siendo eurocéntrica”, y propuso que la Universidad del Valle se expanda hacia Siloé y el Oriente de Cali.

Un nuevo debate será convocado con el fin de continuar en el análisis del fenómeno social y avanzar en relación con una de las ideas más interesantes planteadas en el foro, la de si el levantamiento popular de 2021 es o no “un acontecimiento único, singular e irrepetible”.

LA MASACRE COMETIDA POR EL RÉGIMEN

Seguramente también deberán profundizar en un hecho de absoluta gravedad: el papel de las fuerzas represivas desatadas por el régimen de Iván Duque que, de acuerdo con Indepez y otras entidades, solo en Cali dejó 48 personas asesinadas, 18 en municipios del Valle y más de 80 en todo el país.

Se trata de una terrible masacre frente a la cual hay casi absoluta impunidad en Colombia y pasividad, cuando no indolencia, de las instituciones internacionales de derechos humanos, para no hablar de gobiernos y organismos cómplices de Duque y el uribismo.

Precisamente por estos días se lleva a cabo en Cali el Tribunal Popular de Siloé ‘Operación Zapateiro’, que procura que no haya impunidad para los perpetradores de estos y otros crímenes.

En desarrollo de este Tribunal se ha denunciado que solo en el sector de Siloé el número de jóvenes asesinados por las Fuerzas Armadas del gobierno pasa de las 15. El profesor Castillo también lo denunció en el foro de este miércoles.

El dolor de las víctimas y la urgencia de justicia esperan a la academia con sus aportes y compromiso.